• Fénix

D.I.Y: hobby, movimiento, arte.


El “hágalo usted mismo”, “hazlo tú mismo”, popularmente conocido como DIY (por su nombre en inglés: Do It Yourself) consiste en la fabricación o reparación de cosas por uno mismo, de forma que se ahorra dinero, se entretiene y se aprende al mismo tiempo. Es una forma de autoproducción sin esperar la voluntad de otros para realizar las convicciones propias.

¿Dónde se puede llevar a cabo esta práctica?

A lo largo de los años el movimiento DIY se ha ido extendiendo a lo largo y ancho del planeta convirtiéndose en una práctica que ha logrado ocupar los principales lugares en páginas web y tutoriales.

Si bien encontramos gran variedad de libros, manuales, guías, videos y blogs de aficionados que nos indican cómo realizar tal o cual tarea siguiendo una serie de pasos, en Uruguay existe un solo lugar en el cual desarrollar este hobby o movimiento tan popular en un aula especialmente diseñada para tal fin. Fénix te brinda la posibilidad de crear, reciclar y plasmar tus ideas transformándolas en realidades siempre teniendo en cuenta la premisa fundamental: no importa si sigues los pasos al pie de la letra o desvías un poco el camino, lo importante es que lo hagas tú mismo.

A diferencia de talleres tradicionales que se concentran en una o dos técnicas, los talleres DIY permite incursionar en gran variedad de técnicas yendo desde crochet, a reciclaje de muebles, manualidades varias a costura y personalización de ropa, sólo por mencionar algunas de las técnicas posibles.

En puridad, se trata de un movimiento contracultural que puede trasladarse a cualquier ámbito de la vida cotidiana como por ejemplo las reparaciones que suele hacer el dueño de casa, sin la necesidad de tener que recurrir a profesionales como plomeros, electricistas, etc.

Así también, otra de las actividades más comunes en las que se desarrolla la práctica de DIY se encuentra vinculada estrechamente al mundo de la moda donde los amantes de la misma desarrollan toda su creatividad e ingenio convirtiéndose en diseñadores de su propio guardarropa con el fin de obtener piezas únicas que no se encuentran en el mercado, o bien abaratar costos y obtener esos objetos de deseo que les serían inaccesibles de otra forma.

Frente a la producción en serie de las industrias y con la inspiración y ganas de elaborar algo (ya sea un florero, un vestido o una lámpara) el DIY fue abriéndose camino y pisando fuerte en el terreno del reciclaje, mediante la reutilización de objetos que estaban en desuso, interviniéndolos, dándoles una nueva utilidad, o simplemente creando algo desde cero a nuestra manera.

Pero ¿cuál es el origen del DIY?

El origen real del DIY data de los años setenta, proviene de la subcultura punk, y estaba ligado a posturas anti consumistas y anti sistema. Pero fue recién en los años noventa cuando empezó a considerarse como un movimiento realmente emergente, sobre todo en Inglaterra, que fue donde más rápidamente se popularizó.

Por otra parte, se dice que las crisis económicas mundiales, especialmente la de 2008 acontecida en Estados Unidos y las sucesivas recesiones en los países europeos, incentivaron a que las personas encontrasen en elaborar sus propios objetos una alternativa para el ahorro y la diversión.

¿Qué estás esperando? Imagínalo, créalo y diviértete en Fénix.


12 vistas

Contacto: +598 2902 2025 - +598 92 462 099  /  fenix@fenixinternacional.com  /  Soriano 1342 /  Montevideo - Uruguay

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle