Ópera de Beijing (Jingju)


La Ópera de Beijing, también conocido como la Ópera de Pekin o en chino Jingju (京剧) fue declarado Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad en el 2010.

Es un arte escénico, diferente a la ópera occidental, que combina canto, recitación, actuación teatral y artes marciales. Sus libretos se centran sobre todo la rima y el ritmo, siendo interpretado sobre todo en las grandes ciudades de Beijing, Tianjin y Shanghai. Surgidos en tiempos en donde la alfabetización estaba reservado a una selecta minoría, sus variados temas cumplían a la vez funciones de educación en valores morales a la población general, a la vez que oficiaba de entretenimiento.

La ópera de Beijing era probablemente la única manera que la gente común accedía a aprender algo sobre los acontecimientos hist​​óricos y sobre la vida fuera de sus cotidianeidades.

Los personajes de las óperas deben maquillarse con máscaras sofisticadas en donde los colores representan las cualidades de los personajes que encarnan: el rojo representa la lealtad y el coraje; el morado, la solemnidad y la rectitud; el verde, la valentía v la irascibilidad; el blanco, la hipocresía y la maldad, entre otros. La música cumple un papel primordial dando ritmo al espectáculo, creando una atmósfera especial, configurando los personajes y sirviendo de guía a la trama teatral. En la música “civil” predominan los instrumentos de cuerda y viento como el delicado jinghu, de sonoridad aguda, y la flauta dizi. En cambio, la música “marcial” se ejecuta con instrumentos de percusión como el bangu y el daluo. En las representaciones, caracterizadas por su estilo simbólico y ritual, la actuación de los actores y actrices se ajusta a una coreografía que rige los movimientos de sus ojos, torsos, manos y pies. Tradicionalmente, los decorados y accesorios escénicos se reducen al mínimo. La indumentaria de los actores es sumamente vistosa y su maquillaje facial, exagerado, recurre a símbolos, colores y motivos concisos para poner de manifiesto la personalidad e identidad social de los personajes que representan.

​La tradición operística del Jingju se transmitía esencialmente de maestros a discípulos, aunque hoy se ha profesionalizado incorporándose en las escuela de música. En las plazas de China se pueden observar inclusive muchos jubilados que se agrupan para practicar este arte como forma alternativa de disfrutar de su tiempo libre.

En nuestras aulas los chicos aprenden sobre la cultura china y disfrutan diseñando sus propias máscaras de ópera de Beijing.

Consulta nuestras clases de chino para niños y el servicio de Chino en colegios


27 vistas

Contacto: +598 2902 2025 - +598 92 462 099  /  fenix@fenixinternacional.com  /  Soriano 1342 /  Montevideo - Uruguay

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle