Matrioskas: La leyenda detrás de las populares muñecas Rusas.

Actualizado: 11 de abr de 2020


Seguramente conozcas los que son las muñecas rusas, principalmente si tu abuela tiene una colección junto a los platos de porcelana.

Pero ¿Alguna vez te has preguntado el origen de las mismas? Hoy en nuestro blog te contaremos el origen y la leyenda.

El origen

Las matrioskas son muñecas tradicionales rusas que son huecas por dentro y en su interior contienen réplicas más diminutas de ellas.

Se elaboran en madera de tilo que se talan en el mes de abril y se deja reposar por dos años.

Todas las muñecas de la matrioska principal deben ser creadas con la misma madera para que tenga el mismo proceso de contracción y dilatación.

La matrioska más grande contiene 75 piezas. Se le atribuye su origen en 1890 a Serguei Maliutin, un pintor de un taller de artesanía en Abramsetvo, al norte de Moscú, inspirado en las muñecas japonesas decidió crear su versión.

La leyenda

Cuenta la leyenda que un anciano carpintero llamado Serguei.

El viejo Serguei, creaba hermosos objetos de madera y por ende, todas las semanas, tenía que seguir a buscar madera de buena calidad en el bosque. Esa noche nevó mucho, pero apenas salio el sol, él siguió con su búsqueda para conseguir la mejor madera.

Sin embargo solamente encontró viejos pedazos de madera mojados y pequeños, que con mucha suerte podrían ser útiles para calentarse en la chimenea. Rendido y cansado decidio volver a su hogar, pero vio algo en el suelo que le llamó la atención: un bulto enorme que salia sobre la nieve.

Al agacharse, vio el más resistente y bello tronco de su vida, Serguei no podia desaprovechar esta oportunidad y tomó el tronco, que llevo hasta su casa.

Si de algo él estaba seguro, es que con esa madera debía hacer la creación más preciosa posible. Estuvo días y noches sin dormir, hasta que, finalmente, se le ocurrió hacer una muñeca con la madera.

Una vez terminada la muñeca, estaba tan feliz de su trabajo, que decidió no venderla y que sería su tesoro.

Serguei vivía en soledad,y al menos teniendo esa muñeca a su lado no se sentía tan . Decidió llamarla Matrioska.

Todas las mañanas, Serguei se despertaba y saludaba a su compañera.

Pero él no contaba que, un día como hoy,ella le respondiera.

La emoción era tan fuerte, y penso que al fin tendría con quien hablar de nuevo, sin embargo Matrioska solo hablaba con Serguei a solas. No obstante, un día Matrioska se levantó muy triste.

Serguei, que lo había notado, preguntó ¿qué te sucede Matrioska?

Ella le comento que estaba harta de ver a los perros con sus chachorros, a las aves con sus pimpollos y a los padres con sus hijos, y decide pedirle a Serguei que, de su madera, le traiga una hija porque deseaba ser madre. Entonces abrió a Matrioska y de ella extrajo madera para poder crear una muñequita más pequeña pero exactamente igual a ella, a la que llamó Trioska.